cómo cambiar de proveedor para ahorrar energía

Una buena alternativa para comenzar a disminuir el consumo de energía y dinero en las facturas de gas y electricidad, es seleccionar el proveedor de energía que mejor contribuya al ahorro energético. Esta vez vamos a darte la guía completa sobre cómo cambiar de proveedor para ahorrar energía.

cambio proveedor energía ahorro, proveedor energía, cambio titularidad

¿Por qué cambiar de proveedor para ahorrar energía?

Muchas veces, los consumidores deciden cambiar de proveedor por una simple razón: uno de estos proveedores les ha ofrecido una promoción imperdible, por lo que no lo piensan dos veces y firman un nuevo contrato de inmediato de gas y electricidad de forma conjunta.

Sin embargo, existen otras razones por las que vale la pena considerar realizar un cambio de proveedor: la posibilidad de reducir gastos en facturas de servicios, y, además, comenzar a colaborar con el medio ambiente, y ahorrar en el consumo de recursos energéticos.

¿Si soy inquilino puedo cambiar de proveedor de energía?

Sin importar si eres el propietario del inmueble o inquilino, puedes optar por cambiar de proveedor para ahorrar energía, y, además, unos cuantos euros de tu bolsillo. Solo necesitas tener la información precisa y adecuada para dar este gran paso.

cambio proveedor energía ahorro, proveedor energía, cambio titularidad

¿Qué debo saber antes de contratar a una nueva compañía de servicios de gas y electricidad en España?

Antes de cambiar de proveedor de energía para ahorrar energía, es vital saber cuáles son nuestros hábitos de consumo, así como cuánta energía necesitamos para llevar a cabo todas nuestras actividades en el hogar, tomando en cuenta el número de miembros del clan familiar.

Esto es importante, ya que nos ayuda a disminuir el consumo y evitar derroches innecesarios. Así pues, lo que sigue es investigar cuál es la tarifa que tenemos afiliada, la tarifa regulada o libre, las cuales poseen diferencias significativas.

Es un problema común

Aunque parezca increíble, muchos consumidores no tienen noción de cuál es la tarifa de consumo a la que están suscritos. Es por ello por lo que debes saber que la empresa encargada de regular los precios de los servicios básicos es la Red Eléctrica Española (REE), y esta varía dependiendo de las condiciones de consumo general.

Por otro lado, cuando los usuarios están afiliados a una compañía del mercado libre, es decir privada, entonces su tarifa será regulada por la misma compañía privada, no obstante, vale la pena recordar que estas tarifas siempre tendrán incluido algún beneficio económico por sus servicios.

¿Cuáles son los trámites para cambiar de proveedor de energía eléctrica y gas en España?

Algunas compañías no solicitan a sus nuevos clientes que realicen ningún tipo de trámite, como Iberdrola, por ejemplo. Según la página web de la compañía, los clientes que deseen afiliarse a sus servicios, no deben ni interrumpir su actual suministro, ni realizar ningún procedimiento con tu antiguo proveedor.

Asimismo, Iberdrola pone a disposición de sus clientes, un comparador de planes de servicio, que hace posible, que los usuarios seleccionen el plan que mejor se ajuste a su medida o necesidades. Puedes acceder al comparador de planes Iberdrola a través de esta página.

Pasos que seguir para cambiar de proveedor de servicios de gas y electricidad

Como señalamos anteriormente, la mayoría de las empresas que ofrecen servicios básicos de energía, gestionan la solicitud de sus nuevos clientes, por supuesto, la solicitud será llevada a cabo una vez los usuarios proporcionen los requisitos indispensables:

  • Código CUPS: todos los puntos de suministros de energía poseen un código CUPS que permite su reconocimiento. En este sentido, si cuentas con un suministro de energía eléctrica deberás contar obligatoriamente con un código único.

  • El código CUPS podrás ubicarlo en tus facturas, sin embargo, si no conoces tu código, puedes conocerlo en este artículo.

  • Información del titular del servicio: como todo trámite, deberás tener a la mano tu DNI, número de teléfono, datos personales, y datos bancarios. En caso de que un tercero deba solicitar el cambio de proveedor, se requerirá de una autorización escrita por parte del titular.

  • Dirección del domicilio: el código CUPS proporciona la ubicación precisa del suministro, sin embargo, con la finalidad de evitar errores, lo recomendable es que el titular o la persona autorizada facilite a la compañía la dirección exacta, en caso de que exista un error en el registro del código CUPS.

Otro tema relacionado es la promoción en el proveedor de energía.

Consejos para realizar con éxito el cambio de proveedor de energía

Una de las cosas que te recomendamos, es que no tomes decisiones apresuradas a la hora de seleccionar una nueva compañía de servicios, y cuando te dispongas a escoger uno de sus planes o tarifas. Es fácil dejarse engañar por las bajas cifras o promociones del proveedor de energía, por lo que te aconsejamos ir con cuidado.

Por otro lado, asegúrate de leer detenidamente las condiciones de los servicios de gas y electricidad, claro está, si has planificado recibir el suministro de ambos en la misma empresa. Algunos servicios ofrecen servicio técnico o mantenimiento. Además, verifica el tiempo en el que debes contratarlos.

Además, te aconsejamos contratar un servicio con una baja potencia, de manera que puedas ir aumentándola según las necesidades de consumo de tu vivienda. En este sentido, evita contratar suministros de electricidad con potencias elevadas que a larga sean derrochadas y aumenten tu factura.

¿Cómo cambiar de proveedor de energía rápido?

Un proceso sencillo

Para cambiar de proveedor de energía de forma rápida, lo mejor es que seleccionar una compañía que haga todo el trabajo por ti. Sin embargo, cambiar de proveedor de energía es un proceso que requiere de al menos unas 5 o 6 semanas desde el momento de la solicitud.

Una buena noticia, es que no te quedarás sin suministro de electricidad o gas mientras se lleva el cabo el proceso de cambio de comercializadora, a menos que exista alguna política o cláusula que obstaculice la gestión, y que debas pagar cuanto antes. Allí radica la importancia de leer con cuidado las políticas de tu contrato.

Por último, y es una de las consideraciones más importantes, es que, si deseas cambiar de compañía, no esperes a que tu contrato sea renovado. Te aconsejamos avisar a tu antigua comercializadora, al menos unos 15 días antes del vencimiento de la contratación.