Cargos por rescisión del contrato de energía

Un aspecto fundamental en la celebración de contratos se relaciona con la posibilidad de suspender el servicio de la luz, dar de baja a la luz o al gas gratuitamente. Se trata de la rescisión, que identifica precisamente la ruptura del acuerdo logrado anteriormente. En algunas seriaciones particulares, existen multas por tal razón. En el caso de los cargos por rescisión en el contrato de energía, tenemos que explorar tanto las causas como los procedimientos. A continuación te explicamos.

Si buscas más información sobre la carta de rescisión de contrato de energía, infórmate en nuestro portal web.

cargos por rescisión del contrato de energía, naturaleza del contrato de energí

Naturaleza de los contratos de servicio

Los cargos por rescisión en el contrato de energía suponen la esencia de un convenio entre dos partes. El consumidor en un extremo y la comercializadora en el otro, acuerdan realizar una actividad con responsabilidades particulares. La segunda gestiona la compra y suministro de la energía y el primero la cancela en el momento indicado. Sencillo y común en todo tipo de contrato.

¿Cómo funciona el contrato de energía?

Como dijimos anteriormente, se trata de un convenio entre dos partes con obligaciones específicas. En todo contrato existe además un factor temporal que en este caso se refiere a una prórroga automática al año vencido. Si asumimos esta condición, podemos suponer que la rescisión se debe dar en el marco de una comunicación expresa. Fíjate en la diferencia con contratos que suspenden sus efectos por condiciones expuestas en sus cláusulas. Al ser prorrogable de manera automática, las partes consideran que el mismo sigue existiendo de la misma forma.

La rescisión como parte de un contrato de servicio

En este caso hacemos referencia a la suspensión de los efectos del convenio por diversas razones. Las mismas no tienen un factor común y pueden deberse a muchos contextos. Recuerda que el contrato no ata a nadie de por vida. Si revisas la base legal de la apertura del mercado energético, encontraras que debe existir total libertad de contratación. Para que la misma exista, es necesario que tanto usuarios como comercializadora, puedan suspender el contrato. De allí la esencia de la rescisión del mismo.

Causas de rescisión del contrato de energía

Este punto es uno de esos que resultan en extremo relativos. Las razones son muchas y en ocasiones, no tienen que ser expuestas. En el caso de la comercializadora, las más comunes son por impago de facturas y por retiro de actividad.

La primera es lógica, si no pagas te cortan la energía, porque esa es tu obligación en el contrato. La segunda, puede ocasionarse en casos como el retiro de una concesión o por cambio de ramo. No es común pero es una razón válida y lógica.

En el caso del consumidor, entramos en el reino de lo posible. Esta es tu decisión personal, puedes rescindir porque no te gusta el trato o porque prefieres otra comercializadora. Solo a modo de ejemplo mencionamos esas dos porque existen tantas como personas que contrataron y quieren salir. La cuestión es que no es tu obligación comunicar las razones que te puedan asistir para tomar la decisión. Lo único que recomendamos es que evalúes adecuadamente esta acción, para que se base en un razonamiento que te beneficie.

Base legal de la rescisión de contratos de energía

Existe un contexto legal sumamente amplio que parte desde la declaración de libertad de comercializar la energía en el año 1997. El marco regulatorio tiene un punto de inflexión con el Real Decreto 1435/2002, de 27 de diciembre, en el que se estandarizan los aspectos funcionales. Uno de esos aspectos es precisamente la rescisión.

A través de esta página encontrarás información sobre el decreto y su aplicación en diversos ámbitos legales.

Cómo debemos considerar la rescisión de contratos de energía

El decreto señalado anteriormente, tiene un apartado específico para el manejo de la rescisión. A tal efecto plantea condiciones, plazos y cambios de tarifa mientras se solventa el caso específico. Te señalamos cuales son.

Obligaciones en caso de rescisión por parte de la empresa comercializadora

Es un caso raro pero no precisamente fuera de lo normal, sobre todo cuando no es el producto de facturas impagas. En este caso, el consumidor termina por ser el titular del depósito de garantía de la comercializadora. Asimismo, no se le puede exigir actualización de derechos tales como alta o acometida. La distribuidora queda circunstancialmente, como encargada del suministro mientras el usuario considera sus opciones. De la misma forma, la tarifa pasa a ser la de la comercializadora mientras dura el procedimiento.

Cargos implícitos por la rescisión del contrato de energía

A pesar de lo que pueda parecer, no existen cargos por esta decisión, si la misma no afecta evidentemente a la comercializadora. De existir algún daño, el cargo no puede exceder del 5% de lo que quede pendiente. Pero esta condición solo se aplica para el primer año de suministro. La razón es sencilla, se supone que existe una prorroga a la que no se llegó. Debido a ello, si existen contratos de duración mayor al año vencido, puede presentarse alguna penalización. Sin embargo, dicha penalización tiene que ser autorizada por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

Obligación de notificar

Recuerda que te expusimos que en contrato es un convenio entre dos partes. Ambas tienen la obligación de comunicar la decisión de rescindir el contrato, sea quien sea el que tome dicha decisión.

Carta de solicitud de rescisión

La comunicación tiene una forma particular y como destinatarios, no solo a los actores originales, sino a la distribuidora. Recuerda que ella queda obligada en caso de rescisión por parte de la comercializadora. El plazo para realizar esta acción es de 15 días y debe ser ejecutada a través de un medio que evidencia su presentación. El decreto señala el correo certificado, pero hoy en día existen medios igual de efectivos. De hecho las empresas comercializadoras ponen a disposición del cliente medios de comunicación directa. Chats, blogs, asistentes virtuales, dejan evidencia de las comunicaciones que se hacen a través de ellos.

Hemos recorrido el contexto de la rescisión contractual correspondiente a los contratos de energía. Lo resultante es que no existen penalizaciones y los costos asociados son solo de un 5% de la energía contratada y no entregada en casos especiales.

A través del vídeo te indicamos algunos aspectos de la contratación de energía: