Cómo sostengo mi oferta de precio fijo en mi factura de gas

Finalizó el período de facturación y se generó tu recibo de la luz. La oferta precio fijo gas que habías tenido el período pasado no concuerda con tu factura actual, observas que esta última se excedió de manera alarmante en el recurso, y los euros que poseías en presupuesto para pagar este recibo ya no te alcanzan. ¿Qué harás?, ¿cómo lograr que tu factura llegue a tarifas de gas a precio fijo? ¡No te enredes más, la solución está en tus manos! Para que tu cuenta no aumente y continúes disfrutando de las mejores ofertas de gas natural, queremos compartir contigo una serie de claves y tips que te ayudarán a mantener tu factura bajo la oferta de precio fijo de gas que inicialmente habías contratado. Recuerda que es fundamental que estés enterado de los impuestos agregados, especiales e IVA, que se cobran de manera adicional en tu recibo de gas. Entendido esto, empezarás a generar un ahorro increíble en el pago de este servicio.

tarifas de gas a precio fijo, tarifas de gas más baratas, oferta gas, tarifas gas disponibles

Aprende a entender tu factura de gas natural

Este documento que llega cumplidamente a nuestras manos, luego del período de facturación, detalla todos aquellos consumos que hemos utilizado durante el período pasado, también muestra el detalle de los conceptos que el Gobierno regula.

Si entiendes tu factura y comprendes los conceptos que la componen, te aseguramos que habrás ganado la mitad de camino en el recorrido de reducir tu consumo de gas y pagar menos euros en tu factura de gas natural.

¿Qué conceptos componen tu recibo de gas?

Básicamente, tu recibo de gas está compuesto por 5 conceptos, de los cuales, 3 de ellos corresponden a reglamentación del Gobierno, y los otros 2 tienen que ver con la tarifa otorgada al gas por parte de la distribuidora que atiende tu zona (lo hace de acuerdo con el consumo que tuviste el período pasado), y la cantidad que consumiste durante el período.

Ahora, uno a uno queremos desmenuzar estos 5 conceptos. Empecemos por los 3 que reglamenta el Gobierno, y culminamos con los restantes.

Conceptos legales cobrados por el Gobierno

Contador de gas en calidad de alquiler

Este concepto reglamentado por el Gobierno, indica que cada contador de gas natural instalado en tu vivienda cuesta 0.58 euro al mes, o en su defecto 0.61 euro al mes, la diferencia radica en el tipo de contador que esté apostado.

Gravamen especial sobre hidrocarburos

Este impuesto empezó a regir desde el año 2013, su único objetivo es tratar de reducir las emisiones de CO2 a través de un consumo más prudente del gas natural.

Este impuesto se calcula aplicándole 0.00234 euro por cada kWh que hayas consumido.

Impuesto sobre el valor añadido (IVA)

El impuesto al gas natural es del 21%, porcentaje que se extrae de la suma final del resto de los conceptos cobrados.

Por otro lado, serían los siguientes 2 conceptos, aquellos que hacen referencia a tus consumos de gas.

Puedes saber más sobre las ofertas de mercado ofertas de precio fijo en electricidad cálculo precio kwh electricidad.

Conceptos cobrados según tus consumos

Término Variable gas natural año 2019

Básicamente, el término variable es el precio que se paga por el gas consumido durante el período de facturación ya generado en el período anterior.

Término Fijo gas natural año 2019

Según tu consumo de gas natural, la distribuidora encargada de la zona donde vives designará un precio fijo.

Es importante que tengas presente, que, en ocasiones, es posible que conceptos por servicios de mantenimiento sean anexados a tu factura de cobro.

Además, de acuerdo con la Empresa con la que tengas contratada tu red de gas, recibirás la factura en formato físico o electrónico, y podrá ser mensual, quincenal o bimensual.

¿Cómo hacer que tu oferta de precio fijo gas se mantenga?

Normalmente, el gas natural se usa para cocinar, calentar el agua y para la calefacción. Lo que genera un consumo anual superior a 5.000 kWh.

De acuerdo con tu consumo del año anterior, la distribuidora de tu zona te ubicará en uno de 2 rangos de tarifa disponibles: tarifa 3.1 y tarifa 3.2.

No obstante, es pertinente que tengas presente que también existen tarifas denominadas 3.3 y 3.4. La primera ha de tener consumos anuales superiores a 50.000 kWh, pero inferiores a 100.000 kWh. El segundo es para consumos anuales mayores a 100.000 kWh.

Estas tarifas son para empresas, negocios e industrias, es decir, si tu gas natural es residencial no tendrás cobros bajo esta modalidad.

Por otro lado, pese a que la tarifa 3.2 posee un precio para el término fijo más costoso que la tarifa 3.1, el término variable constituye un valor sutilmente menor.

Reduce tu consumo, ¡Aquí está la clave!

Si haces un ejercicio matemático rápido, en el que ubicas el usuario A en la tarifa 3.1, y el usuario B en la tarifa 3.2, te darás cuenta de la cantidad de euros que empezarías a ahorrar anualmente si estás ubicado en la primera tarifa.

Recuerda que tu factura muestra el historial de tus consumos, y los puedes usar para hacer tu cálculo matemático.

Te invitamos para que con tu recibo de gas en tu mano calcules los promedios de ahorro, siendo usuario A y B.

Si eres capaz de empezar a reducir tu consumo de gas, así sea lo mínimo por día, y ajustar tu consumo anual por debajo de 4.000 kWh, verás que tu oferta precio fijo gas no subirá en cada período, al contrario, empezará a descender.

Tips importantes para que ahorres en tu factura de gas natural

Si cumples estos tips, ¿Te imaginas cuántos euros estarás ahorrando durante todo un año?

¡Empieza por cumplirlos ahora!

Baja y sube tus persianas

Evita que el calor que se acumuló durante el día no se pierda.

Así mismo, al amanecer, abre tus persianas. Verás que cuando regreses tendrás tu casa calentita y ahorrarás en calentar tu casa nuevamente.

Procura tener tu calefacción entre 17 y 19 grados.

Recuerda que, si es mayor tu temperatura, tu consumo también lo será. Esto mismo pasa cuando calientas el agua, por ello, considerar programar la caldera a 38ºC, sería una buenísima idea para empezar a bajarle a tu consumo de gas.

Tus habitaciones cerradas por no uso o por poco uso, deberán poseer su radiador cerrado. Cuando cierres tu habitación, también es ideal que apagues el radiador para ahorrar gas en tu factura.

Para mayor información sobre la oferta de gas mira este sitio.

Si quieres informarte más sobre este tema visita este video: